El día en que Morientes entró en la historia del Real Madrid

El pasado 22 de septiembre el mundo del fútbol alucinó. Lewandowski, saliendo además desde el banquillo del Bayern Munich, consiguió anotar cinco goles en tal sólo nueve minutos. Para marcar los tres primero tantos necesitó cuatro y el póker lo hizo en dos minutos más. De esta forma entraba en el Guinness World Records y, obviamente, en las historia del fútbol. A principios de la década pasada sucedió algo similar en la liga española que sorprendió a los futboleros.

Fernando Morientes, contra todo pronóstico deportivo, anotó cinco goles que le metieron de lleno en olimpo blanco. El delantero de Sonseca estaba siendo criticado en aquel febrero de 2002 por haber fallado ocasiones en un partido contra el Athletic, pero a la siguiente jornada se resarciría con creces. Con un socio de lujo (Luis Figo) que le asistió en tres ocasiones, se apuntó un repóker de goles, algo que no se veía en un madridista desde el año 1961 con Puskas de protagonista. Contando al húngaro, sólo cinco jugadores lo habían conseguido en la historia del Real Madrid. Cuatro remates de cabeza -especialidad del español- y un rechace fueron sus armas aquel día contra Las Palmas en un encuentro que finalizó con un 7-0 en el marcador del Santiago Bernabéu.

Trece años han tenido que pasar para que un jugador con la camiseta blanca repitiera tal proeza. Es el que todos lo imaginan: Cristiano Ronaldo. El portugués además lo ha realizado en dos ocasiones y, conociendo su voracidad, nadie puede apostar a que esto no pueda repetirse. En abril contra el Granada imitó a Morientes, y hace poco más de un mes en el campo del Espanyol se convirtió en el primer madridista en repetir dicha gesta. El último día de octubre tendrá la posibilidad de repetir lo que hizo el “9”. Los canarios volverán a Chamartín por primera vez tras aquella goleada.

Juan Carlos Salinero
Media & Picker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *