La maldición de Ramsey continúa

El el mundo del fútbol son varios los gafes que se conocen. Uno de los más famosos es el de no tocar, casi ni siquiera mirar, la copa de la final que se va a disputar. El que lo hace, perderá y no sumará ese título a su palmarés. Sin embargo, hoy toca hablar de algo mucho más serio: las víctimas mortales de Aaron Ramsey.

El jugador galés debutó como profesional en el Cardyff y en 2008 dio su salto hacia el Arsenal. Fue allí donde comenzó su terrible historia. Tan sólo ha anotado 37 goles en Londres, pero muchas de las veces que anota, un famoso muere.

Bin Laden, Steve Jobs, Al Gaddafy, Whitney Houston, Paul Walker, Robin Williams, David Bowie o Alan Rickman han sido algunas de sus víctimas. El futbolista mete gol y en los próximos días, o incluso horas, un personaje conocido por todos fallece.

Además, cada vez parece que va afinando más la puntería, tanto de cara a puerta como de cara al famoso. El Sábado anotó un gol y David Bowie murió el Lunes; hizo lo propio en Miércoles frente al Liverpool y menos de 24 horas después nos vemos obligados a despedirnos de Alan Rickman.

Si eres famoso y estás leyendo esto, haz todo lo posible porque el centrocampista no haga gol. Lo mismo si eres un auténtico fan de alguien y no quieres que pase a otra vida. Si se pudieran hacer pronósticos deportivos sobre ello, seguro que la cuota de que se repitiera la maldición sería muy baja.

https://twitter.com/BetRocket_ES/status/687674879164952576

Desde BetRocket hemos querido iniciar una campaña en change.org en favor de los celebrities que aún escapan a las garras de estos goles. Por esto de pedimos que firmes nuestra petición para que Ramsey no vuelva a jugar al fútbol. O, en su defecto, que nunca más chute a puerta. ¡Wenger ponlo de defensa!

Juan Carlos Salinero
Media & Picker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *